Contenido principal

Noticias históricas

imagen imagen_portada.jpg

Escolares porteños aprenden “abecé” de la merluza con pescadores de la caleta Portales

Iniciativa, organizada por Sernapesca y la Subsecretaría de Pesca y Acuicultura, buscó promover la conservación y el consumo responsable de productos marinos entre los niños de Valparaíso.

Publicado: 25-may-2018

Una singular experiencia educativa tuvieron alumnos de quinto básico de dos escuelas de Valparaíso, en la caleta Portales, como parte de la jornada “Yo aprendo en mi caleta”, impulsada por Sernapesca y el programa Del Mar a Mi Mesa de la Subsecretaría de Pesca y Acuicultura (Subpesca).

La actividad, en la que participaron alumnos de los establecimientos Blas Cuevas y Diego Portales, buscó promover la conservación y consumo responsable de productos marinos entre los niños de la comuna.

Guiados por Juan Gómez, hijo y nieto de pescadores, los escolares y sus profesores recorrieron cada rincón de la caleta, y oyeron atentamente las “lecciones” en torno a la captura de la merluza común, el trabajo de los encarnadores, las tareas de desembarque y las demás faenas realizadas a diario en el lugar.

Como parte del “abecé” en torno al tema, los estudiantes se interiorizaron igualmente acerca de materias específicas: vedas, cuotas de pesca y tallas de captura, entre otras.

El recorrido culminó con la degustación de sándwiches elaborados por los chefs del restorán “Tres Peces” de Valparaíso y la Fundación Cocinamar, a partir de merluzas fritas y verduras.

El director regional de Sernapesca, Marcelo Arredondo, destacó el aporte de la actividad, como una fórmula de incentivar en los menores el cuidado por el mar, aproximarlos a una realidad, en general, desconocida para ellos, y concientizarlos respecto de los beneficios de una dieta que incorpore productos del mar.

“Los vemos muy motivados. Están muy atentos a recibir información. Lo que estamos haciendo es traer a niños para que se empapen de la cultura del pescador artesanal, puedan ver que tienen un alimento de primera calidad y tengan una idea sobre la necesidad de promover la sustentabilidad de esta actividad. No olvidemos que después estos niños van a ser adultos y consumidores de este producto”, sostuvo.

En tanto, Juan José Covarrubias, jefe de la división de Desarrollo Pesquero de Subpesca, expresó: “Dos de los pilares fundamentales del programa Del Mar a Mi Mesa son la educación y la difusión. En este sentido, es importante que los niños y niñas conozcan desde temprana edad los beneficios de consumir productos del mar. Tenemos una muy extensa costa con una impresionante diversidad hidrobiológica, por tanto es fundamental que logremos volcar la mirada de todos los chilenos hacía la riqueza de nuestro mar”.

Chile cuenta con más de 4 mil kilómetros de costa, pero el consumo per cápita anual de pescados y mariscos bordea los 13 kilos, una cifra muy por debajo de países como Japón (60 kilos) o Perú (24 kilos). De ahí que resulte clave impulsar experiencias que fomenten el consumo desde la infancia, como enfatizó el seremi de Economía, Javier Puiggros.