Contenido principal

Especiales

imagen foto_portada.jpg

Concurso “Embárcate: desafío lobos marinos”

Pescadores artesanales de todo el país tendrán un plazo de cuatro meses para presentar propuestas que contribuyan a mitigar las complicaciones cotidianas que genera el animal.

El certamen es una de las iniciativas concebidas por la Subsecretaría de Pesca y Acuicultura (Subpesca) para encarar las complicaciones derivadas de la interacción cotidiana entre los pescadores y el animal, protegido por una veda y convenios internacionales. En el concurso participan también, de manera activa, el Servicio Nacional de Pesca (Sernapesca) y Colab UC (de la Pontificia Universidad Católica de Chile). POSTULA AQUÍ.

La iniciativa -"Embárcate: desafío lobos marinos"- considera la entrega de un total de $78 millones, provenientes del Fondo de Administración Pesquero (FAP).

"Hemos abierto un concurso de ideas que distribuirá cerca de $80 millones con el propósito de recoger iniciativas de los pescadores para mitigar el efecto dañino que se produce en la interacción del lobo con ellos, los pescadores", destacó el subsecretario de Pesca y Acuicultura, Eduardo Riquelme.

"Estamos muy esperanzados en que surgirán buenas ideas. Premiaremos a las mejores, las instauraremos como programas piloto en las caletas de los pescadores que las presentan y, si funcionan, las extenderemos al resto del país", detalló la autoridad.

El certamen considera tres categorías, definidas a partir de los problemas que el lobo causa en caletas, embarcaciones de hasta 12 metros (menores) y aquellas cuyas medidas fluctúan entre los 12 y 18 metros, respectivamente.

Las ideas que obtengan el primer lugar en cada categoría contarán con un financiamiento individual de $20 millones para ser materializadas ($60 millones en total).

A su vez, en cada categoría habrá galardones individuales para reconocer a los autores de las mejores propuestas. Así, los primeros, segundos y terceros lugares recibirán $3 millones, $2 millones y $1 millón, respectivamente.

Estos últimos recursos podrán destinarse únicamente a la adquisición de equipos de seguridad, vestuario de trabajo y otros elementos similares que permitan a los pescadores desarrollar sus labores de mejor manera.

"Buscar una salida a los problema que genera este animal es urgente. En la configuración de la fórmula más eficiente será clave la ayuda que nos brinden los propios afectados con sus ideas", destacó el subsecretario de Pesca y Acuicultura, Eduardo Riquelme.

Ver bases