Contenido principal

Noticias

imagen imagen_portada.jpg

Del mar a mi mesa: Analizan soluciones para aumentar el consumo de productos del mar

Publicado: 09-ago-2017

• Con el objetivo de incentivar el consumo de pescados y mariscos en el país, el programa nacional reunió a más de 40 actores del ecosistema para elaborar una matriz de acuerdos concretos.

El pasado lunes 31 de julio se realizó la segunda mesa ampliada del programa “Del Mar a Mi Mesa” de la Subsecretaría de Pesca y Acuicultura (Subpesca) en Fundación Chile. La iniciativa, que busca aumentar el consumo de pescados, mariscos y algas en el país, reunió a diversos actores del mundo público y privado para avanzar en la creación de una hoja de ruta para incrementar en al menos siete kilos per cápita al 2027 para que, de este modo, la cifra nacional alcance el promedio mundial.

A pesar de superar los cuatro mil kilómetros de costa y 161 especies marínas disponibles, Chile tiene un bajo consumo per cápita de productos del mar, con apenas 13 kilos al año por persona. La cifra es inferior al promedio mundial de 20 kilos, según expertos en nutrición y estudios de la Organización de la Naciones Unidas para la Alimentación y Agricultura (FAO en inglés). Pero Chile es una potencia mundial pesquera, ocupando el octavo lugar en toneladas desembarcadas y sexto lugar en el mundo como exportador de este tipo de productos, por lo que el potencial es enorme.

Gracias al trabajo realizado en el primer encuentro, “Del Mar a Mi Mesa” logró identificar las ocho principales barreras y sus posibles focos de intervención en función del acceso, mercado y cultura relacionada con los recursos marinos en el país. Por esta razón, en la segunda instancia de trabajo, la iniciativa se centró en construir una matriz de soluciones concretas para cada ámbito de intervención con la ayuda del conocimiento y experiencia de los participantes.

El Subsecretario de Pesca y Acuicultura, Pablo Berazaluce, manifestó: “El diseño de esta estrategia se ha posicionado como una instancia participativa, donde todos los actores relacionados con el rubro pesquero y de la acuicultura han aportado desde sus distintas perspectivas. Lo cual nos está permitiendo afrontar de una manera efectiva el desafío futuro de lograr un cambio cultural basado en la alimentación saludable a través del consumo de productos del mar”.

Andrés Barros, Gerente de Alimentos & Acuicultura de FCh, destacó que en los tres ejes identificados (acceso, educación y mercado) ya se aprecian algunas conclusiones preliminares. Entre las aristas destacó, “el cumplimiento de estándares de calidad e inocuidad, la existencia de plantas de proceso a nivel primario para acortar la cadena, motivar el amor por nuestros productos del mar desde la escuela”. Además de relevar productos con precios accesibles para todos los segmentos de consumidores, innovar en el desarrollo de nuevas alternativas que promuevan mayor consumo en niños, hacer converger a minoristas hacia un objetivo común de mayor consumo, integrar las distintas campañas e iniciativas públicas y privadas para evitar paralelismo, que los exportadores valoren más el mercado local, o destinar una porción de la pesquería hacia alimentación humana, entre otros temas.

“Estas son sólo algunas de las múltiples ideas que van surgiendo. No tengo duda que vamos a construir un plan robusto. Está la motivación y, al trabajar entre tantos sectores, hay un acuerdo tácito de complementarse y avanzar con urgencia, porque el país necesita mayor consumo de productos del mar”, aseveró Barros.

En la línea del acceso a los recursos marinos, las mesas trabajaron en cómo asegurar el consumo de estos productos para resguardar la salud de la población; también abordaron la necesaria coordinación que esto demanda de parte de los diferentes actores y cómo hacer más fluida la intervención de los participantes de la cadena.

Al mismo tiempo, los factores accionantes o impulsores en el ámbito del mercado de los pescados y mariscos, los distintos grupos buscaron soluciones para contar con una oferta de buena calidad, además de ser diversa, innovadora y atractiva para los diversos segmentos de la población; junto con resolver cómo contar con una oferta accesible en precio para todos los consumidores.

En materia de cultura y educación de los consumidores, las discusiones se centraron en la necesidad de contar con un sistema educacional que considere el rol fundamental del consumo de productos del mar en la alimentación saludable. También, en cómo aprovechar las especies marinas y la riqueza gastronómica chilena.

Más de 40 instituciones participaron en la mesa ampliada, entre las que destacan los líderes de la iniciativa, la Subsecretaría de Pesca y Acuicultura y Fundación Chile; y una amplia y diversa representación del mundo público y de la sociedad civil.