Contenido principal

Noticias

Pescadores de caleta Chanavaya contarán con planta desalinizadora que entregará 10 mil litros diarios de agua potable

"Esta es una gran noticia para Tarapacá. Al contar con un suministro seguro de agua, los pescadores, junto con mejorar ostensiblemente su calidad de vida, tendrán la posibilidad de incrementar su productividad y generar emprendimientos", enfatizó el subsecretario Eduardo Riquelme.

Publicado: 29-abr-2019

Un total de 10 mil litros de agua potable por día entregará a pescadores de la caleta Chanavaya, al sur de Iquique, una planta desalinizadora financiada por el Fondo de Administración Pesquero (FAP) de la Subsecretaría de Pesca y Acuicultura (Subpesca).

El suministro continuo del recurso hídrico redundará en una mejor calidad de vida para los habitantes de ese asentamiento, dedicados a la extracción de pulpos, erizos, algas y locos (area de manejo).

La oficialización del aporte, ascendente a $98 millones, se concretó durante un emotivo acto encabezado por el subsecretario de Pesca y Acuicultura, Eduardo Riquelme, y el intendente de la Región de Tarapacá, Miguel Ángel Quezada, junto con otras autoridades locales.

"Esta es una gran noticia para Tarapacá. Al contar con un suministro seguro de agua, los pescadores, junto con mejorar ostensiblemente su calidad de vida, tendrán la posibilidad de incrementar su productividad y generar emprendimientos, en línea con dos principios que el Presidente Sebastián Piñera y el ministro de Economía, José Ramón Valente, promueven respecto del sector artesanal: agregación de valor y diversificación productiva", enfatizó el subsecretario.

Los pescadores de Chanavaya agradecieron la entrega de los recursos y advirtieron que la inminente habilitación de la planta desalinizadora constituye un hito sin parangón en la historia de la caleta.

"Tener agua potable todos los días es un sueño que se hace realidad. Todavía no podemos creerlo. Para otras personas puede ser normal abrir la llave y llenar un vaso, pero acá no sabemos lo que es eso", advirtio un dirigente de la caleta, José García.

Hasta ahora, Chanavaya depende de un camión aljibe que periódicamente visita el lugar, para contar con agua potable.

García y los demás pescadores confían, además, en que el recurso los ayudará a cumplir otro de sus anhelos: montar y poner en marcha una planta de procesos, para elaborar los recursos marinos que extraen.

Las plantas desalinizadoras captan agua del mar y, tras someterla a un tratamiento y proceso de filtrado, la convierten en potable. Las instalaciones, que operan con energía solar, iniciarán sus operaciones dentro de los próximos meses.

Chanavaya se suma a otras seis plantas que serán habilitadas durante el primer semestre de este año en las Regiónes de Atacama y Coquimbo: Tototoralillo Norte, Chigualoco, Maitencillo de Canela, Talcaruca, Los Burros-La Reina y Pan de Azúcar.

En conjunto, la puesta en marcha de las siete desalinizadoras, que entregarán 51 mil litros diarios del recurso, implica una inversión pública de alrededor de $650 millones.