Contenido principal

Noticias

Región de Coquimbo: planta desalinizadora mejorará abastecimiento de agua en caleta Totoralillo Norte

Instalaciones, financiadas con recursos FAP-Subpesca, entregarán diariamente 8 mil litros del recurso. Quehacer artesanal en ese asentamiento costero se vincula con la extracción y venta de locos, machas y algas.

Publicado: 09-ene-2019

Con un mejor suministro de agua contarán los pescadores de la caleta Totoralillo Norte, Región de Coquimbo, gracias a una planta desalinizadora que será financiada con recursos del Fondo de Administración Pesquero (FAP) de Subpesca.

A partir de un proceso de osmosis inversa, las instalaciones entregarán diariamente 8 mil litros del recurso hídrico, lo que redundará en una mejor calidad de vida para quienes habitan y trabajan en ese asentamiento, ubicado en la comuna de La Higuera.

Junto con lo anterior, un mayor acceso al agua permitirá a los pescadores incrementar su productividad y generar emprendimientos, en línea con dos principios que el Presidente Sebastián Piñera y el ministro de Economía, José Ramón Valente, promueven respecto del sector artesanal: agregación de valor y diversificación productiva.

Los recursos asignados para la materialización de esta iniciativa proceden del Fondo de Administración Pesquera (FAP) de Subpesca y alcanzan los 90 millones de pesos.

En ese sentido, Juan Carlos Fritis, director zonal de Pesca y Acuicultura de Atacama y Coquimbo, explicó que "ahora se realizará el proceso de licitación para construir esta planta que contará con paneles solares, de modo que pueda operar de forma autónoma".

Fritis detalló la manera en que trabaja una planta de este tipo: "Funcionará con una toma desde el mar que sacará agua y la convertirá, tras diversos filtros, en un producto potable y con las mejores condiciones de salud para los trabajadores y sus procesos".

El presidente de los pescadores de Totoralillo Norte, Marcelo Godoy, expresó: "Podremos generar la transformación de nuestros productos dándoles mayor valor agregado, lo que es muy necesario para que logremos beneficios para nuestros trabajadores y sus familias".

Se espera que la planta de osmosis inversa inicie sus operaciones dentro de unos dos meses en la caleta, cuyo quehacer está ligado a la extracción y venta de locos, machas y algas.