Contenido principal

Noticias

Congreso despacha proyecto de modernización del Sernapesca, clave en combate contra la pesca ilegal

La lucha contra ese fenómeno es una de las prioridades definidas por el Presidente Sebastián Piñera para el sector. Nueva norma implicará, además, un mejoramiento en las condiciones de trabajo de los funcionarios del organismo.

Publicado: 04-ene-2019

A un paso de convertirse en ley quedó el proyecto de modernización del Servicio Nacional de Pesca y Acuicultura (Sernapesca), tras ser despachado esta semana por el Congreso Nacional.

El trámite de la iniciativa llegó a su fin solo unos días después de que ese organismo, dirigido por Alicia Gallardo, festejara el cuadragésimo aniversario de su fundación.

"Esta institución tiene todo el apoyo del Gobierno. Cumple una labor esencial para cuidar los recursos marinos y combatir la pesca ilegal, uno de los puntos fundamentales que el Presidente Sebastián Piñera ha puesto en la agenda de la pesca", destacó el subsecretario de Pesca y Acuicultura, Eduardo Riquelme.

El Ejecutivo impulsó decididamente el proyecto de modernización del Sernapesca, en el entendido de que será un engranaje clave en el mecanismo para combatir la pesca ilegal.

PERJUICIOS MÚLTIPLES

"Ese fenómeno delictual genera daños múltiples. Golpea a quienes ejercen la actividad de manera honesta, personas que cumplen rigurosamente con las normas. La sustentabilidad de los recursos se ve igualmente amagada, porque estas organizaciones vulneran las cuotas máximas de captura fijadas por ley. Junto con lo anterior, se configura un peligro sanitario, pues nadie se hace responsable por la calidad ni el estado de los productos que transan estas bandas", ha sintetizado el subsecretario Riquelme.

La futura ley estatuye nuevas figuras penales y fija sanciones, bajo la premisa de que es necesario enfocarse en toda la cadena criminal y no solo en el eslabón más débil, por lo general el pescador artesanal.

"La pesca ilegal constituye uno de los negocios ilícitos más lucrativos del mundo y dado el estado de las pesquerías debe fortalecerse la capacidad del Estado para ejercer el control", se explicó desde el Sernapesca.

INCORPORACIÓN DE 253 FUNCIONARIOS

La entrada en vigor de la norma implicará, además, un ostensible mejoramiento en las condiciones de trabajo de quienes cumplen tareas en el servicio.

Así, por ejemplo, el articulado contempla la incorporación de 253 nuevos funcionarios. Doscientos treinta y tres de ellos se dedicarán a la certificación de desembarques, mientras que los otros 20 inspeccionarán plantas de proceso para velar por la inocuidad de los recursos marinos que allí se manipulan.

NUEVO ESCENARIO JUDICIAL

Uno de los propósitos de la futura ley es mejorar la proporcionalidad de las infracciones y multas para quienes incurren en actividades de pesca ilegal, de modo de sancionar equilibradamente a aquellos que intervienen en esa cadena.

Bajo esa lógica, por ejemplo, el juez ahora podrá aquilatar la capacidad económica del infractor, así como el beneficio percibido a través de la conducta ilícita, cuando resuelva el castigo.

En el mismo plano, se considera la posibilidad de que el sancionado pueda pagar en cuotas la multa que se le imponga o que preste servicios comunitarios, en vez de responder pecuniariamente.

RECURSOS EN PELIGRO

Desde Sernapesca, se detalló igualmente que la norma "perfecciona el seguimiento de las capturas (trazabilidad) en todas las etapas que van desde la extracción hasta la comercialización".

En ese contexto, se estatuye el delito de "falta de acreditación de origen legal en pesquerías colapsadas y sobreexplotadas", de manera de castigar con mayor fuerza a quienes extraen recursos amenazados.

Junto con lo anterior, especificó Sernapesca, "se perfecciona el delito de extracción ilegal de recursos desde áreas de manejo, conducta que actualmente perjudica fuertemente a los pescadores artesanales que han optado por hacer bien las cosas y cuidar los recursos".