Contenido principal

Noticias

imagen imagen_portada.jpg

Programa Del Mar a Mi Mesa inicia etapa de implementación con llamado a aumentar el consumo de productos del mar en Fiestas Patrias

El programa “Del Mar a Mi Mesa” de la Subsecretaría de Pesca y Acuicultura (Subpesca) cuenta con el apoyo de Fundación Chile y busca aumentar el consumo de pescados y mariscos en el país y pasar de los actuales 13 kilos a los 20 kilos per cápita en 2027.

Publicado: 14-sep-2018

La brecha de consumo de productos de mar en Chile es significativa si se considera el potencial de recursos que posee el país. Además, el efecto sobre la salud de las personas hace que el consumo de estos productos sea de alto beneficio para la población.

En este contexto y con un llamado a aumentar el consumo de pescados y mariscos en Fiestas Patrias, la Subsecretaría de Pesca y Acuicultura (Subpesca) y Fundación Chile lanzaron la etapa de implementación del programa Del Mar a Mi Mesa.

La iniciativa busca pasar de los actuales 13 kilos a los 20 kilos per cápita de consumo de productos del mar en 2027, "garantizando la sostenibilidad de los recursos pesqueros y acuícolas a lo largo de la cadena de valor, con énfasis en la innovación, desarrollo local y accesibilidad para todos", según se explicó.

El jefe de la División de Desarrollo Pesquero de Subpesca, Juan Covarrubias, señaló que "el Gobierno del Presidente Sebastián Piñera está comprometido con promover una alimentación saludable entre todos los chilenos y chilenas. En ese sentido, sabemos que los productos del mar son grandes aliados para esta cruzada, dado los beneficios nutricionales que contienen. En estas Fiestas Patrias, queremos hacer un llamado a la ciudadanía para que incluya en sus preparaciones dieciocheras los productos del mar; hay una infinidad de platos que se pueden realizar y disfrutar con la familia y amigos. Recordemos que también nuestro mar es parte del patrimonio y cultura chilena".

La Directora de Desarrollo y Negocios del área Alimentos y Acuicultura de Fundación Chile, Olaya Cambiaso, agregó que "Del Mar a Mi Mesa ya cuenta con una hoja de ruta a 10 años, que identificó y priorizó con más de 60 actores, las 12 soluciones que a partir de ahora se implementarán para cumplir nuestra meta. Este desafío no busca sólo promover un mayor consumo de productos del mar, sino también establecer nuevas oportunidades de desarrollo económico, innovación y desarrollo territorial. Las Fiestas Patrias son una oportunidad para instalar progresivamente la cultura del mar en nuestra ciudadanía, generando orgullo por lo nuestro y compromiso con nuestros recursos, más aún cuando es posible preparar platos típicos de estas fechas, ricos en omega 3 y proteína baja en grasa, en base a pescados y mariscos y algas, siendo un ejemplo, el pebre de cochayuyo, la longaniza de jurel y la hamburguesa de jibia, entre otros".

La etapa de implementación del programa Del Mar a Mi Mesa considera una serie de actividades en cuatro ejes de trabajo.

Uno de los ejes es el de educación nutricional y gastronómicas, que tiene como objetivo inculcar a la población chilena, desde etapas tempranas, las bondades de los productos del mar y enseñar formas de preparación sencillas y atractivas. También se pretende derribar mitos (que constituyen una barrera para el consumo) y aumentar la oferta de productos.

Otra línea de trabajo busca proponer e implementar buenas prácticas y mecanismos que permitan asegurar la sustentabilidad de los distintos recursos, " a lo largo de la cadena de valor de los productos del mar, desde su extracción hasta su disposición final", detallaron los encargados de la iniciativa.

Difusión y comunicación masiva es otro de los ejes. Este se encuentra orientado a generar estrategias de comunicación y marketing para concientizar y generar cambios de hábitos con respecto a estos productos, además de dar a conocer sus bondades.

La cuarta directriz se relaciona con la innovación de productos. Su objetivo es sofisticar, diversificar y generar nuevas alternativas para acercar la oferta a los consumidores, hacerla más atractiva y generar valor a partir del patrimonio gastronómico.

Durante la jornada, Néstor Salinas, Jefe del Departamento de Alimentación Escolar de la Junaeb, se refirió al reciente convenio firmado con Corfo, que permitirá duplicar la cantidad de pescados y mariscos, al introducir ocho mil toneladas de productos del mar de origen nacional al servicio de alimentación, lo que irá en beneficio de un millón 600 mil estudiantes de establecimientos municipales y subvencionados del país.

"Como institución le damos un gran valor a este instrumento de colaboración que hemos suscrito con Corfo. Significa un respaldo muy importante para seguir innovando y aportando desde nuestro quehacer a una alimentación más saludable y nutritiva. La incorporación de una mayor cantidad de productos del mar nos pone desafíos interesantes y necesarios de abordar, como son el desarrollo de productos, packaging, cadena de frío, sistemas de calidad e inocuidad, trazabilidad, logística y disponibilidad, sin embargo, tengo la convicción de que trabajando coordinadamente vamos a ser exitosos en esta importante misión", anticipó Salinas.

En tanto, Luis Solís, gerente de ASOF, subrayó la importancia de mejorar e innovar en la comercialización de productos del mar en las ferias libres. "Con esto se podrán desarrollar circuitos de comercialización cortos, lo que redundará en que los consumidores finales puedan acceder a un variado mix de productos, mejorando los estándares de venta y a buenos precios", sostuvo.

Además de Covarrubias, Cambiaso, Solís y Salinas, participaron en la actividad, Claudio Canales, de Achipia; y Anita Rivera, responsable Área de Medio Ambiente y Alimentación de Doble Impacto.

Anteriormente, padres y apoderados de diversos establecimientos educacionales públicos de la Municipalidad de Lo Prado habían participado el 8 de septiembre, en una capacitación culinaria en la Escuela de Nutrición de la Pontificia Universidad Católica de Chile.

Aquella vez, aprendieron a elaborar diversas recetas en base a productos del mar junto al chef Sebastian Tomar Bächler de la carrera de Nutrición y Dietética de la PUC.

Esa actividad se enmarcó en uno de los pilares estratégicos del programa Del Mar a Mi Mesa (Educación Nutricional y Gastronómica), que busca dar a conocer alternativas de productos y preparaciones a padres de familia con el objetivo de incorporarlas en la dieta alimentaria en sus hogares.

Julio Jorquera, profesional Subpesca y coordinador del programa Del Mar a Mi Mesa expresó que "la gran meta es lograr que los chilenos aumenten el consumo de productos del mar, utilizando como estrategia el conocimiento en la preparación de productos típicos de Chile como son: choritos, cochayuyo, jibia, jurel y reineta, de manera lúdica, entretenida y con contenido nutricional".