Contenido principal

Noticias

imagen imagen_portada.jpg

Durante todo septiembre: Merluza común estará en veda

Publicado: 01-sep-2017

Medida de conservación aplicada por la Subpesca busca proteger la fase de mayor reproducción (desove) de esta popular especie, a fin de asegurar el ingreso de nuevos ejemplares a la actual población.

Desde hoy y hasta el próximo 30 de septiembre, la tradicional merluza común, conocida popularmente como la pescada, estará en veda en todo el territorio nacional. Medida de administración decretada por la Subsecretaría de Pesca y Acuicultura (Subpesca) que prohíbe por treinta días la extracción y venta mayorista o minorista del recurso en estado fresco.

El subsecretario de pesca y acuicultura, Pablo Berazaluce, explicó que “para avanzar en la recuperación de la pesquería de merluza común, que se extiende desde la Región de Coquimbo hasta la Región de Los Lagos, ha sido fundamental el trabajo del Comité Científico y Comité de Manejo, el primero para recomendar las medidas; y el segundo para consensuar el plan de manejo del recurso, el que se ha propuesto asegurar la sustentabilidad de la especie en un plazo de 12 años. Recuperación que ha sido lenta pero progresiva”.

Por su parte, el director nacional del Sernapesca, José Miguel Burgos manifestó que durante este periodo el Servicio aumenta sus controles en todo el territorio, principalmente entre las regiones de Coquimbo y Biobío, en conjunto con otras instituciones como Armada, Carabineros, Servicios de Impuestos Internos y la Autoridad de Salud. “El 2016 en total se incautaron 132 toneladas de merluza ilegal, con 131 citaciones. En lo que va del 2017, cifras actualizadas al 31 de julio, llevamos 86 toneladas incautadas, con 56 citaciones, donde solo en la Región Metropolitana se han incautado 25 toneladas, por eso hacemos un llamado a la comunidad a respetar la veda y a denunciar a quienes comercializan el recurso fresco”.

Así, Sernapesca estima que tres de cada cuatro merluzas que se comercializan son ilegales. Al no ser declaradas, aumenta excesivamente el esfuerzo pesquero sobre un recurso que actualmente se encuentra en condición de colapso.

Durante este periodo esta prohibida la la captura, comercialización, transporte, procesamiento, elaboración y almacenamiento de la especie vedada y de los productos derivados de ella.