Contenido principal

Noticias

imagen foto_portada.jpg

En la playa grande de Coñaripe fueron liberados más de 2000 alevines de salmónidos

Publicado: 26-nov-2014

El proyecto total considera el repoblamiento con 23.000 crías de trucha fario y 14.000 de trucha arcoíris en cuatro ríos de la cuenca del Río Valdivia.

Valdivia: Este 25 de noviembre, en la  playa grande de Coñaripe fueron liberados 2.000 alevines de truchas fario (Salmo trutta) y arcoíris (Oncorhynchus mikiss), como parte del "Programa de continuidad de repoblación de especies de importancia para la pesca recreativa en las regiones de La Araucanía y Los Ríos", financiado por la Subsecretaría de Pesca y Acuicultura a través del Fondo de Administración Pesquero.

La actividad fue organizada por el Centro de Desarrollo Local de la Pontificia Universidad Católica de Chile (CEDEL) y el Club de Pesca y Caza Lican Ray, ejecutores del proyecto, y en ella participaron 180 niños y niñas del colegio Da Vinci, como una manera de concientizar y educar a la comunidad ribereña, escolares, autoridades y la comunidad en general respecto a la importancia de cuidar estas especies.

imagen recurso_1.jpg

El Director Zonal de Pesca de la zona, Guillermo Rivera, explica que el proyecto considera la captura de truchas vivas adultas que son llevadas al centro de repoblamiento Chiguaico del Club de Pesca Lican Ray con el objeto de que provean los huevos y espermios que permiten hacer la fecundación artificial en la piscicultura de repoblamiento que tiene el Club (única en zona). Una vez que los alevines llegan a un peso de 2 a 3 gramos son liberados en los mismos ríos donde se capturaron a los progenitores. "Esto es por dos motivos", explica Rivera, "el primero tiene relación con respetar la carga genética de las poblaciones de peces de cada cuenca; y el segundo es que, con este tamaño (2 a 3 gramos), los alevines "graban" los olores del río donde se criaron (técnicamente se le denomina imprinting) lo que produce que, cuando sean adultos, vuelvan a desovar en ese mismo río. Si los liberas más grandes el imprinting no ocurre y, por lo tanto no tienes el retorno, que es lo que se busca finalmente".

El proyecto total considera la liberación de 23.000 alevines de trucha fario y 14.000 de trucha arcoíris, en los ríos Coñaripe, Enco, Mañío y Melilahuén, todos pertenecientes a la cuenca del Río Valdivia.