Contenido principal

Noticias

imagen imagen_portada.jpg

Subsecretario visitó tres caletas en la Región de Valparaíso: Papudo, Zapallar y Maitencillo

Publicado: 11-may-2018

Durante sus encuentros con los pescadores, Eduardo Riquelme les explicó cómo se verán beneficiados por la implementación del Indespa y la próxima entrada en vigencia de la ley de caletas.

Tres caletas situadas en la zona norte de la Región de Valparaíso visitó el subsecretario de Pesca y Acuicultura, Eduardo Riquelme, para conocer distintas iniciativas de agregación de valor e innovación productiva que llevan adelante pescadores artesanales.

El subsecretario ha planteado que ambos principios constituyen de alguna manera dos pilares esenciales que sostendrán la pesca artesanal del futuro. Y que el Gobierno del Presidente Sebastián Piñera apoyará decididamente las propuestas que apunten en esa dirección.

La agregación de valor se relaciona con que los pescadores manufacturen en alguna medida los recursos que extraen, para poder obtener mayores beneficios. La otra premisa, en tanto, se vincula con la posibilidad de que incursionen en el turismo, la gastronomía u otros rubros, desde sus propias caletas y sin perder su forma de vida.

Riquelme recorrió este jueves las caletas de Papudo, Zapallar y Maitencillo. Anteriormente, el subsecretario sostuvo encuentros de trabajo con pescadores artesanales en las regiones de Coquimbo (La Serena y Tongoy) y de Los Lagos (Puerto Montt, Castro y Ancud, entre otras localidades).

La gobernadora de Petorca, María Paz Santelices; el seremi de Economía de Valparaíso, Javier Puiggros, y el alcalde de Papudo, Gustavo Alessandri, se contaron entre las autoridades de la zona que acompañaron a Riquelme en distintos momentos de la visita.

Los pescadores de las tres caletas valoraron que el subsecretario conociese de primera mano el trabajo que desarrollan y le solicitaron el apoyo del Estado para materializar diversos planes con los que esperan mejorar su trabajo.

En Papudo, el subsecretario se interiorizó sobre el empleo de paneles fotovoltaicos en los botes de los pescadores, así como de un proceso de diversificación productiva que ha posibilitado su incursión en el turismo. De hecho, con fondos públicos, adquirieron una embarcación especialmente acondicionada para efectuar paseos durante la época veraniega.

Riquelme se desplazó después al vecino balneario de Zapallar. Allí, los pescadores le mostraron las instalaciones que han habilitado y mejorado con la ayuda del Estado, entre ellas una sala de procesos que les permite, por ejemplo, agregar valor y comercializar los erizos de alta calidad que producen.

El subsecretario los congratuló por la manera en que desarrollan sus labores y les entregó detalles sobre la próxima implementación de dos instrumentos que beneficiarán directamente a la pesca artesanal: la ley de caletas y el Indespa, conocido como “Indap del Mar”.

La primera norma los ayudará a generar polos de desarrollo en sus caletas, mientras que el segundo organismo concentrará y entregará de modo transparente los fondos públicos disponibles para la pesca artesanal, sin que deban pagar a asesores para conseguirlos.

El recorrido finalizó en Maitencillo, donde los pescadores pudieron habilitar a lo largo de los años, áreas de cultivo, una planta generadora de hielo y puestos de venta, entre otras instalaciones, con el fin de cubrir los distintos eslabones de la cadena productiva asociada a su quehacer.

Tal es la diversificación alcanzada, que el sindicato de la caleta vende en el mismo lugar, desde mariscos vivos hasta productos artesanales. En paralelo, sus asociados mantienen y custodian una reserva marina, con el propósito de proteger la diversidad de especies existentes en el área.

Uno de los dirigentes de los pescadores, Miguel Herrera, entregó al subsecretario Riquelme pormenores del trabajo que planean desarrollar para reimpulsar ciertas iniciativas e incursionar en otras nuevas, algunas de ellas de carácter científico. El subsecretario lo instó a él y a sus colegas a seguir por ese camino y a buscar el apoyo del Estado para materializarlas.